18 septiembre 2017

Cómo reparar y cuidar tus labios

Los labios son una zona de nuestro rostro muy delicada. Se resienten con las temperaturas bajas y también sufren las largas exposiciones al sol. Son además una zona que habitualmente maquillamos o acentuamos con bálsamos y labiales, por lo que mantenerlos en buen estado es imprescindible para la mayoría de las mujeres. Es por eso que hoy os presentamos un ritual completo de cuidados, con trucos caseros y un nuevo producto. ¡Sigan leyendo!















¿Tienes los labios secos y agrietados?

Una vaselina o bálsamo común no es suficiente para regenerar la piel de una zona tan delicada que se encuentra dañada, por eso, la nueva fórmula de Laboratorios Babé se ha convertido en un must. El Raparador Labial es un tratamiento reparador en formato crema, formulado para regenerar la zona perinasal y de los labios cuando se encuentran en estado de sequedad o irritación. Su objetivo es nutrir al máximo estas zonas para favorecer la regeneración de la piel, y puede aplicarse varias veces al día si posees labios con tendencia seca, sobre todo el invierno.























¿Tienes los labios cuarteados y con pielecitas?

Si las pieles muertas de tus labios te impiden incluso pintártelos, la exfolicación casera puede ser el complemento perfecto al Reparador Labial de BABÉ. Realiza una mezcla con café o azúcar y aceite de oliva o de coco, y aplícala en tus labios realizando un masaje suave. Déjala actuar durante cinco minutos y retírala con agua templada. Posteriormente aplica el bálsamo reparador, ¡verás qué diferencia! Este truco casero es muy eficaz, pero solo se debe realizar cuando sea realmente necesario. Si abusamos de la exfoliación conseguiremos el efecto opuesto: irritación, grieta y escozor.

Completa el ritual con protección e hidratación diaria.

Aunque tus labios no sean demasiado secos, es necesario protegerlos de las condiciones atmosféricas e hidratarlos a diario. Aplicar el Stick Labial SPF 20 cada día y aporta una hidratación prolongada a tus labios, además de protección gracias a sus filtros solares. Llévalo siempre en el bolso y aplícalo tantas veces como creas necesario, ¡es un imprescindible!
















Los labios son como pequeñas esponjas, por lo que hay que tratarlos con mimo y colmarlos del cuidado. Protégelos del sol, hidrátalos con frecuencia, evita el uso de cosméticos poco apropiados y repáralos cuando lo necesiten. En BABÉ encontraréis todo lo necesario para mantenerlos bonitos y saludables.
Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.

12 septiembre 2017

Pon a punto tu cuerpo tras el verano

Volver es complicado, ya hablamos de esto en el último post sobre la vuelta al cole. Pero también es duro para nuestro organismo. Nuestro cuerpo es más feliz con su rutina, acostándose temprano, con su alimentación saludable y dosis constante de ejercicio. Sin embargo, en verano es complicado continuar con todo esto. Aunque nos esforcemos por hacerlo lo mejor posible, los horarios y planes son tan diferentes, que es imposible seguir con un estilo de vida saludable todo el tiempo. Ahora que llega septiembre, necesitamos una puesta a punto sencilla y eficaz, y es por eso que hemos recopilado algunos de nuestros tucos favoritos para volver a la rutina y recuperar nuestro físico.













1. Elimina toxinas

¿Te sientes hinchada? Es común que los efectos de los excesos se presenten en forma de hinchazón abdominal, estreñimiento, trastornos digestivos, retención de líquidos o acné. Esta saturación de toxinas es rechazada por nuestro cuerpo, y necesita liberarlas. La alimentación es clave en este proceso, y la fruta y la verdura son imprescindibles. Abusa de ellas, porque la fibra vegetal será la que mejore tu tránsito intestinal y depure tu aparato digestivo. Elimina de tu dieta el café y el alcohol y sustitúyelo por infusiones drenantes y diuréticas, como el té verde o la cola de caballo.

También tu piel necesita liberarse de esas toxinas, y para ello la Línea Vitance-Antiox de BABÉ es perfecta. No sin antes aplicar el Hidro-Exfoliante Confort, un peeling suave que limpiará tu piel a la vez que aporta elasticidad, suavidad e hidratación. Continúa con el Anticelulítico Reafirmante realizando enérgicos masajes con su cabezal, junto con las infusiones y la alimentación, notarás la diferencia.






















2. Crea una rutina de deporte progresiva

No pretendas empezar con el ritmo que llevabas antes de verano. Nuestro cuerpo necesita acostumbrarse de nuevo, y para eso es necesario crear una rutina progresiva. Empieza con las caminatas, preferiblemente a primera hora de la mañana o a última de la tarde, ya que el calor aún persiste. Incorpora poco a poco tus deportes favoritos: running, bici, gimnasio,... Empieza por 2-3 días por semana y, progresivamente, llegará a tu frecuencia habitual a pleno rendimiento.

3. Repara los efectos del sol

La piel y el cabello sufren en gran medida los efectos del sol, y, tras largas exposiciones después del verano, es necesario subsanarlos. Ya os hablábamos de como reparar el pelo después del sol, hoy añadimos algún tip para la piel. Si lo que quieres es mantener al máximo tu bronceado, un sérum con Vitamina E es la mejor opción, como el Pro-Vitalizador de Vitance. Sin embargo, si lo que el verano ha generado en tu piel es un brote de acné o piel atópica, es recomendable visitar a tu dermatólogo. Y si no es demasiado grave, aplica nuestra Línea AKN o nuestro Jabón de Aceite y Crema emoliente para pieles atópicas

Ahora solo falta poner en marcha estos trucos y afrontar la rutina con una sonrisa y un poquito de fuerza de voluntad. ¡A por todas BABÉ LOVERS!
Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.

05 septiembre 2017

5 consejos para la vuelta al cole

El verano para los niños es, sin duda, la mejor época del año. Dos largos meses para jugar sin parar, descubrir nuevos lugares, nuevos amigos, y vivir un montón de aventuras. No es de extrañar que cuando llega a su fin, y se avecina la vuelta al cole, a algunos les cueste un poquito volver a la rutina. Si nos pasa a los papis, ¿cómo no les va a suceder a ellos? 
















En BABÉ nos preocupamos por la salud y el desarrollo de los más peques, no solo cuidando su piel, también con consejos para mamás y papás en apuros. Porque en ocasiones el día a día nos supera y nos cuesta encontrar la solución a asuntos cotidianos. Por eso, hoy os damos 5 consejos para la vuelta al cole. Para que sea más llevadera para ellos y también para vosotros.

1. Acostúmbrales al cambio de horario poco a poco. Es uno de los asuntos que más nos cuesta a todos, pero a los niños mucho más. No esperéis al último día para que se vayan a dormir más pronto o se levanten antes, hacedlo al menos con 3 o 4 días de antelación. Volver a la rutina de forma paulatina les ayudará a no estar tan cansados el primer día y su propio reloj biológico se adaptará más rápido al horario escolar.

2. Revisa el material escolar. Todos los años toca cambio de libros, cuadernos nuevos, lápices, y algunas cosas más. Si el colegio no os ha proporcionado una lista, creadla vosotros son la ayuda de vuestros hijos. Les ayudará a implicarse y a emocionarse con la idea de estrenar material y aprender muchas cosas nuevas. Podéis ir juntos a comprar todo lo necesario, les gustará muchísimo. Y luego ir tachando lo que ya tengáis de la lista.

3. Comprueba el estado de los uniformes. Y con uniforme también incluimos el chandal de gimnasia, zapatos y zapatillas, etc. En general los niños suelen ser muy "destrozones", y cuando a eso se junta que están en constante crecimiento, puede que las prendas del curso anterior ya no les valgan. Revisa que todo esté en buen estado y repón lo que sea necesario antes de que empiece el cole. Una vez empieza el ritmo frenético te será más difícil encontrar la talla y el color que necesitas, y así podrás preocuparte también de encontrar el mejor precio. 

4. Prepárales para volver a la rutina. Los niños perciben nuestro estado de ánimo, y crear un verdadero drama cuando llega septiembre puede que no sea lo más adecuado. Ayúdales a recibir el nuevo curso con ilusión por aprender y reunirse con sus compañeros, además de conocer a niños y profes nuevas. Echa un vistazo a algunos de sus libros nuevos para contarles todo lo que van a aprender y lo bien que se lo van a pasar. Si les cuesta estar positivos, siempre puedes plantearles planes divertidos la semana de comienzo de curso, así será más ameno para ellos.

5. El día de antes es importante. Intenta que sea un día tranquilo, sin demasiado ajetreo. Preparad juntos su ropa y su mochila. Antes de dormir, podéis leer juntos un libro de aventuras, que le motive a empezar una nueva etapa, un nuevo curso. Así les ayudaremos a que se acuesten relajados y contentos, dispuestos a volver al colegio con toda su energía.

Esperamos que estos consejos os ayuden de algún modo a empezar la cuenta atrás de una forma más relajada. Sabemos que son momentos complicados, sobre todo cuando los papis trabajan fuera de casa, pero seguro que más pronto de lo que creéis ya estáis todos acostumbradísimos a la nueva rutina. ¡Feliz vuelta al cole familias!

21 agosto 2017

Recupera tu pelo después del verano

Cuando termina el verano es habitual notar que nuestro pelo está más deteriorado. Ahora que ya estamos casi casi acabando, nos percatamos de las muchas agresiones que sufre, tales como el exceso de sol, el cloro de las piscinas y la sal del mar, entre otros. El cabello se reseca y se vuelve áspero, sin brillo, encrespado y decolorado, además de completamente deshidratado. Para conseguir recuperar el brillo y la vitalidad en nuestro pelo tras el verano, en BABÉ os traemos algunos consejos para ponerlo a punto de nuevo.
















Haz una visita a la peluquería
Es fundamental sanear las puntas y cortarlas después del verano, ya que éstas se abren mucho en verano. Pide cita en tu peluquería habitual y no dudes en solicitar también un tratamiento de hidratación, que te ayudará a recuperar la suavidad y el brillo perdido. También, si llevas mechas o tinte, es aconsejable renovar el color, ya que se suele producir una pérdida del tono habitual por la exposición al sol.

Utiliza un champú extrasuave
El pelo dañado requiere de un cuidado especial para recuperar su brillo, suavidad y fluidez. Para lograrlo es imprescindible utilizar el champú adecuado que nos proporcione la hidratación que necesitamos. Debe ser un básico en nuestros productos de cuidado diario, y no podemos utilizar cualquiera que encontremos en un supermercado. En la línea capilar de BABÉ, os recomendamos nuestro Champú Extrasuave, que hidrata, aporta suavidad, brillo, volumen y flexibilidad gracias a sus activos acondicionadores, que facilitan el peinado sin irritar, respetando el ph del cuero cabelludo.























Haz una mascarilla capilar nutritiva casera
Después de lavar el pelo con champú extrasuave, prepara una vez a la semana, una mascarilla nutritiva en casa. Os dejamos tres de nuestras recetas favoritas, que son facilísimas y súper efectivas.
- Aceite de argán, huevo y miel.
- Aloe vera y huevo.
- Aceite de almendras dulces.

Extiéndelas de la raíz a las puntas para reparar todo el cabello y obtener resistencia y flexibilidad. Cuánto más tiempo la dejes actuar, mejor será el resultado. Una buena idea es aplicarla antes de dormir y volver a lavara a la mañana siguiente para retirarla. ¡Los resultados os encantarán!

Otros trucos para cuidar tu pelo
- Evita usar secadores y planchas porque resecan mucho el cabello. Es preferible dejar secar al aire libre.
- Utiliza aceite o sérum en las puntas sobre el cabello seco o mojado para lograr mayor hidratación.
- Para conseguir mayor brillo, es aconsejable que el último aclarado se haga con agua fría e incluso con un poco de vinagre.
- Utiliza peines y cepillos de materias naturales, que no rompan el cabello ni lo encrespen.

Con todos estos consejos, veréis que recuperar y reparar nuestro pelo tras el verano será mucho más sencillo. Así estará prepararlo para el invierno, ya que el frío y otros factores también contribuyen a estropearlo. Pero de esto ya os hablaremos más adelante. De momento, tomad nota para ponerlo a punto después de las vacaciones. ¡Vamos a volar nuestras melenas al viento!
Gracias por dejarnos formar parte de tu vida. 

14 agosto 2017

Cómo hacer helado caseros saludables

Tomarnos un helado se ha convertido en un hábito de cualquier estación del año, pero es en verano cuando más apetece refrescarnos con uno de ellos. Un capricho que no debemos evitar concedernos, ya que, además, es una manera deliciosa de combatir las altas temperaturas estivales y calmar nuestra sed.



















Normalmente, siempre acabamos consumiendo los clásicos helados industriales que contienen cantidades elevadas de azúcar, conservantes y espesantes, que son muy poco saludables y además nos aportan un elevado número de calorías. Por eso, hoy hemos preparado una alternativa que seguro os encantará. En BABÉ somos muy fans de buscar opciones saludables, y en materia de helados, no podía ser menos. ¿Quieres aprender a hacer tus propios helados caseros saludables? ¡Pues manos a la obra! Hoy os contamos lo que necesitáis para convertiros en expertas artesanas de helados naturales, y porqué es preferible consumir nuestras propias elaboraciones.

Adquirir los moldes adecuados
Lo primero que necesitamos es comprar los moldes y poleras adecuadas. Podéis encontrarlos en cualquier tienda de menaje para el hogar. Existen gran variedad de modelos, algunos muy divertidos para que los más pequeños de la casa disfruten comiendo helados saludables, con distintas formas y diseño para elaborar recetas originales. Si no dispones de ellos, o simplemente quieres prepararlos ahora mismo, también puedes emplear un recipiente de cristal y cubrirlo con un film transparente.

Elegir los ingredientes que vamos a utilizar
Entre los ingredientes que podemos seleccionar para preparar nuestros helados caseros, encontramos una gran variedad que nos van a aportar vitaminas y nutrientes esenciales para nuestro organismo. De esta manera, nos refrescaremos y alimentaremos de manera sana y baja en calorías. El ingrediente principal serán las frutas, ¡tu eliges tus favoritas! Según el gusto de cada uno, añadiremos yogur o leche, desnatada o vegetal, y algún edulcorante, como estevia, miel o sirope de agave.



















Cómo elaborarlos
Preparar los helados a mano y caseros no tiene mucha complicación. De esta manera controlamos y elegimos los ingredientes que más nos gustan, naturales y sin colorantes ni conservantes. Por ejemplo, para elaborar el helado de fruta, es tan sencillo como seleccionar la fruta que nos apetezca e incluso mezclar varias que nos gusten, trocearlas, añadir hielo y mezclar en la batidora/picadora. Añade luego edulcorante al gusto, introdúcelo en el molde y congélalo. Para los amantes del chocolate, no olvidéis este clásico, ¿quién no se ha hecho cuando era niño el clásico polo de hielo con cacao en polvo?
Otra alternativa es hacer el helado con yogur, lo espesará y dará más consistencia y sabor.  Cuando esté listo, puedes añadirle algún topping, como coco rallado, cacao en polvo o almendras laminadas.

¿A quién no le encanta degustar un helado saludable en verano? ¡Que os aproveche!
Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.