21 abril 2015

Revisiones pecas y lunares

¡Hola a tod@s!

El buen tiempo de este fin de semana seguro que a much@s de nosotr@s nos ha hecho pensar que ya podemos ponernos al sol para quitarnos el blanco radiactivo que nos ha dejado el invierno, por eso hoy queremos hablaros de la importancia que tienen las revisiones con los dermatólogos para controlar nuestras pecas y lunares antes de que los expongamos al sol.


A tod@s nos gusta broncearnos pero tiene que ser un proceso evolutivo, no podemos pretender estar moren@s en muy pocos días adaptando malos hábitos como no protegernos lo suficiente o tomar el sol en las horas centrales del día (de 12 a 14 horas). Por ello debemos adoptar buenas costumbres y no olvidarnos nunca de la protección solar para evitar posibles complicaciones en la piel (como el melanoma) ya que se prevé que si no se adoptan medidas de prevención en las próximas décadas las cifras de afectados con problemas graves en la piel se verán empeoradas.

El doctor valenciano, Juan José Bonillo subraya que - "las revisiones son fundamentales y se deben realizar una vez al año y más concretamente, antes del verano para ver cual es el estado de nuestra piel" - debemos seguir las indicaciones que nos señalan los expertos en la piel porque como sabemos la piel tiene recuerdo.

Además, nos comenta que - "la dermatoscopia es una avanzada técnica que permite controlar los nevus o lunares (proliferaciones de las células mecánicas) y observar sus características de manera que se pueden observar los bordes de los nevus y así poder detectar cualquier anomalía, ya que identifica estructuras de la piel que no se identifican a simple vista"

Igual de importante es protegernos durante la exposición como después, con las lociones post-solares para reparar los posibles efectos nocivos producidos por la radiación solar. 

Así que ya sabes, si todavía no has acudido a tu revisión anual, desde BABÉ te animamos a que conciertes una revisión con tu dermatólog@.  

No olvides que prevenir es curar. ¡Feliz semana! 

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.