27 mayo 2015

Cuidado ropa bebés

En BABÉ nos preocupamos por todo lo que tenga que ver con los mimos y cuidados de los más pequeños de la casa :) Es por eso que tenemos que tener en cuenta que el cuidado de su piel no sólo se basa en comprarle los productos más adecuados para su edad y pH fisiológico, por ello queremos hablaros sobre algunos consejos sobre el cuidado a la hora de lavar su ropa, ya que su piel es mucho más sensible y delicada que la nuestra.

  • ¿Cuántas veces necesitan los niños cambios de ropa porque se han manchado? 
Cada vez que repitáis el gesto de cambiarles la ropita lo recomendable que esas prendas se pongan a remojo para evitar que se fijen las manchas ya que a veces pueden resultar difíciles de quitar, pues hay que evitar el uso de productos antimanchas o blanqueadores para no producir posibles alergias. Por esa misma razón también aconsejamos dejar de lado los suavizantes ya que pueden contener sustancias alteradas (químicas).

Al igual que leemos las etiquetas sobre los consejos de lavados para nuestras prendas, lo tenemos que hacer con las suyas. La siguiente pregunta la habréis escuchado en muchas ocasiones: 

  • ¿Lavamos la ropa del bebé separada de la nuestra?
La respuesta que más se repite es , pero también se puede lavar junto la del resto de la familia siempre que utilicéis jabones neutros, si la piel del bebé presentara algún tipo de reacción entonces deberíais optar por utilizar un jabón específico y separar la ropa. 


  • ¿Lavar a mano o en la lavadora?
Parece que el lavado a mano sea más cuidadoso, pero la opción de programas para ropa delicada o lana que tiene la lavadora también es otra opción. Cuando se lava la ropa a mano tendréis que aclarar completamente las prendas para asegurar de que no queda ningún resto de jabón.

  • ¿Y la plancha?
Hay que tener en cuenta que no todas las prendas se planchan por igual, por lo que hay que ajustar la temperatura (también nos lo indicará la etiqueta).



  • ¿Hasta cuándo prestar atención al cuidado del lavado de su ropita?
A partir de los 6 meses ya podremos ir juntando poco a poco su ropa con la nuestra para comprobar como reacciona su piel, lo normal es que no tenga ninguna reacción, pero para prevenir es mejor ir introduciéndolas poco a poco. 

Por lo que en definitiva, el lavado de la ropita del bebé no requiere mucha más complejidad sólo hay que tener un poco más de cuidado. 

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad, ¡si te ha gustado compártelo! ;)

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.