30 junio 2015

Bronceado progresivo

Llevamos todo el año pensando en nuestras vacaciones y ¡por fin se acercan!
Una de las tantas misiones que tenemos en verano, a parte de descansar, es la de obtener una piel bronceada, pero no tod@s tenemos la misma facilidad de conseguirla y dependiendo del tipo de piel que tengamos tendremos que protegernos en mayor o menor medida. La mejor forma de broncearnos es mediante la exposición al sol de forma progresiva y siempre reaplicándonos un fotoprotector con un Factor de Protección Solar (FPS) alto. 

Los rayos que proceden del sol tienen beneficios como la síntesis de la Vitamina D, pero también tiene efectos muy nocivos para nuestra piel y las consecuencias son a largo plazo: manchas o fotoenvejecimiento prematuro de la piel, entre otras.

Existen 6 tipos de fototipos de la piel. Cada uno de estos fototipos tiene una determinada capacidad para broncearse y una mayor o menor sensibilidad a las radiaciones ultravioleta UV  que comprende a su vez las radiaciones UVA y UVB. 

En este post nos centramos en los Fototipos I y II. 



Si perteneces tanto al fototipo I como al II, tu piel tiene baja capacidad de broncearse y es muy propensa a ponerse roja enseguida. Por eso nuestra recomendación para no quemarte y subir uno o varios tonos de bronceado es hacerlo de forma progresiva y aplicándote de forma uniforme y continuamente un factor de protección 50+, tanto en el rostro como en el cuerpo y efectuando tu primera aplicación 20 minutos antes de exponerte al sol.

Estas son nuestras sugerencias de solares BABÉ de muy alta protección (todas con SFP 50+) indicadas para tu piel:















- La loción corporal (a la izq.) además de prevenir y protegerte de las quemaduras solares al estar enriquecida con activos específicos calman y suavizan las pieles más sensibles.


El fotoprotector en spray (a la dcha.) favorece su rápida absorción gracias a su fácil aplicación en spray.
















- El fotoprotector facial textura ligera (izq.) gracias a su textura se funde con la piel y garantiza un acabado uniforme. Tiene una doble acción: es calmante y antioxidante. Gracias a su cánula conseguimos una correcta aplicación.


- El solar facial con color (dcha.) tiene efecto maquillaje por lo que proporciona un ligero toque bronceado muy natural.

Los fotoprotectores BABÉ, están enriquecidos con un Complejo Calmante exclusivo de BABÉ compuesto por Aloe, Manzanilla, Alfa-Bisabolol y Alantoína que alivia la sensación de irritación de las pieles más sensibles, aportando protección y suavidad. 



Disfruta del sol con tranquilidad, protegiendo tu piel de forma eficaz. 

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.