14 julio 2015

Fototipos III, IV, V y VI

En un post reciente hablamos de los fototiposI y II (de las pieles más claras), ahora queremos hablarte de los 4 fototipos restantes (esta clasificación se basa en la sensibilidad de una persona a la luz solar) para que tengas más claro a qué fototipo perteneces.

Todos tenemos el típico amigo que nunca logra ponerse moreno por mucho que lo intente y en el lado opuesto, está aquel que se broncea sin proponérselo. Esto tiene su por qué y reside en la cantidad de melanina que tenga tu piel. A mayor grado de fototipo, la piel genera melanina con más facilidad y en mayor cantidad.
  • Fototipo III: en España es el más común, (pelo castaño y ojos verdes/marrones por lo general) aunque las personas con este fototipo tienen un tono de piel clara durante los meses de invierno,  llega el verano y se exponen al sol, en muy pocos días consiguen una piel bronceada. Pero cuidado, porque si tomas el sol demasiado tiempo los primeros días de exponerte a él y sin protección te quemarás. Nuestra recomendación es que utilices solares de alto FPS (Factor de Protección Solar).
  • Fototipo IV: si tienes la piel morena durante el invierno y tanto tu color de ojos como de pelo es oscuro,  perteneces a este fototipo. Bastará con poco tiempo al sol para estar bronceado. Este tipo de pieles no suele quemarse a no ser de que los primeros días que se expongan al sol lo hagan en un largo periodo de tiempo.
  • Fototipo V: se encuentran dentro de este grupo aquellas personas que tienen la piel oscura, ojos marrones oscuros y el color de pelo castaño oscuro tirando a negro. Si te has quemado rara vez y cumples con los requisitos anteriores este es tu fototipo.
  • Fototipo VI: hemos llegado al último fototipo, al que contiene mayor melanina. Pertenecen a él las personas de raza negra.
















Si dudas entre la pertenencia a un fototipo u otro te animamos a que realices este test de La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Desde Babé te recomendamos utilizar fotoprotectores con un alto FPS.















Las radiaciones no distinguen de fototipos y por ello producen efectos nocivos por igual aunque en las pieles más oscuras este daño no sea visible.

Por lo que pertenezcas al fototipo que pertenezcas debes de proteger tu piel y evitar las radiaciones solares en las horas centrales del día (de 12 a 16 horas) ya que son más agresivas.

Seguro que vuestras vacaciones están muy cerca así que ¡a disfrutarlas!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.