07 julio 2015

Verano, deporte y protección

En esta época del año, se nos presentan nuevos hábitos: las ensaladas, las frutas frescas  y las comidas ligeras ganan peso en nuestra dieta diaria, al igual que el ejercicio físico. ¿Se te ocurre mejor oportunidad para tonificar tu cuerpo que practicar algún deporte en la playa?

Son numerosos los deportes que se pueden practicar en la playa, desde las palas o el vóley (los deportes más practicados en las playas) hasta kitesurf o paddle surf, deportes de moda. ¿Sabes qué beneficios tienen? Además de mantenerte en forma, mejoran el sistema imunitario y una cosa que nos encanta (y necesitamos) es que te hace descargar adrenalina, por lo que es un perfecto deporte antiestrés. 


En BABÉ apostamos por adoptar hábitos de vida saludables teniendo en cuenta la salud de la piel (que muchas veces la dejamos en un segundo plano). Para protegerte a la vez que practicas deportes acuáticos o al aire libre hemos incluido un nuevo producto en nuestros solares. Es el Fotoprotector Transparente Wet Skin SPF 50, se puede aplicar sobre piel mojada o seca garantizando el Factor de Protección Solar además de una absorción inmediata. Es transparente y no deja restos blancos proporcionando un acabado mate. Es muy resistente al agua. Además, la pulverización es continua, homogénea y en cualquier posición, incluso boca abajo.
















Estos son nuestros consejos para protegerte del sol mientras practicas algún deporte:
  • Aplícate el fotoprotector generosamente y de manera uniforme 20 minutos antes de la exposición solar para que la protección sea efectiva desde el minuto 1 que nos exponemos a los rayos del sol. Reaplicar frecuentemente sobre piel mojada o seca.

  • Evita practicar estos deportes de 12 a 17 horas, aunque estés practicando deportes en el agua y no tengas esa sensación de abrasión no olvides que en ese horario los rayos ultravioletas son muy nocivos. 

  • Que no te engañen los días nublados: las nubes no filtran la totalidad de los rayos solares por lo que aunque no veamos el sol, indirectamente llegan a nosotros sus radiaciones.


Y ya sabes... ¡Disfruta del sol, BABÉ te protege!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.