26 enero 2016

Limpieza facial

      ¡Hola a tod@s!



En el post anterior os hablamos de la importancia de hidratar el rostro y los labios para que el frío no se interponga en la salud de nuestra piel.  Pero... ¡sabías que una correcta higiene es, si cabe, más importante? ¡El secreto de belleza nº 1! 

¡Toma nota de la rutina de limpieza que debes seguir!

¿Te gusta llegar a casa en estos días de frío y ponerte el pijama para estar comod@ y calentit@? ¡A nosotras nos encanta! Del mismo modo en que estamos pensando en llegar a casa para relajarnos, también tenemos que "poner cómoda" nuestra piel limpiando el rostro del maquillaje y las impurezas acumuladas durante el día. Nuestra piel no solo lo pide a gritos... ¡también lo necesita! ¿Sabías que de todas sus funciones metabólicas, limpiarse sola es una de las tareas que peor lleva?

A menudo olvidamos el cuello pero... ¡es una zona importantísima a incluir en nuestra rutina!
  • Emulsión Limpiadora: gracias a su textura cremosa, limpia y desmaquilla sin resecar ni causar tirantez. Enriquecida con extracto de regaliz, permite también     unificar el rostro, iluminando las pieles más secas y apagadas.
  • Agua Tonificante: esencial para garantizar la hidratación, este tónico elimina eficazmente cualquier resto de suciedad o maquillaje, completando la acción de la Emulsión Limpiadora. 
  • Gel Micelar: con él, ¡llega la espuma sin jabón para piel sensible! Además, su fórmula permite limpiar y eliminar los restos de maquillaje del rostro sin irritar. Y si tienes la piel atópica, ¡éste es tu producto de limpieza! 
  • Agua Micelar: con su acción 3 en 1, limpia, desmaquilla y tonifica el rostro, ojos y labios. Como los productos anteriores, el Agua Micelar es apta para todo tipo de pieles, pero especialmente está indicada para aquellas más sensibles o sometidas a tratamientos dermatológicos agresivos.

Éstos son los productos (para todo tipo de pieles) que te recomendamos, ¡te encantarán! 









Como todos los productos BABÉ, éstos 4 productos de limpieza son hipoalérgenicos, no contienen parabenos, ni aceites minerales y están testados dermatológica y oftalmológicamente. ¡Con BABÉ nunca te equivocas!


Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.