01 noviembre 2016

Cómo reducir los brotes de piel atópica

La piel atópica o dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que se produce de forma focalizada, generando sequedad, irritación y picor en las zonas afectadas. Durante el otoño y los meses más fríos, es muy frecuente que las personas que la padecen sufran ciertos brotes de lo más incómodos. Para los que son "primerizos", lo primero es identificar esta reacción, y no confundirla con una alergia puntual. Visitar al dermatólogo es, sin dudarlo, el primer paso.

















Sin embargo, hoy queremos ayudaros a sobrellevar los brotes de piel atópica intentando reducirlos al máximo, con una rutina saludable que aporte calidad de vida a los que los sufren.

La higiene personal es uno de los momentos más importantes. Los baños diarios deben ser cortos, prescindiendo de esponjas y otros utensilios agresivos. Introducir un gel SYNDET y con aceite emoliente - como este de BABÉ - ayudará a contrarrestar la sequedad de la piel. Para eliminar la humedad, es importante no frotar, secar dando suaves toques con la toalla, con el fin de no irritar más la zona. Y, para terminar, aplicar una Crema Emoliente que aporte lípidos y nutrición a la zona afectada.

Las prendas de vestir también pueden afectar de forma negativa en los brotes de dermatitis atópica, sobre todo aquella que es muy ajustada. Recomendamos optar por prendas sueltas y transpirables, de tejidos ligeros como el algodón y el lino. El poliéster o la lana pueden ser realmente molestos en contacto con las zonas irritadas.

Por último, la alimentación es otro de los condicionantes que puede ayudar a esos molestos brotes. Incluir en tu dieta los siguientes alimentos te ayudará a mejorar el aspecto de tu piel:

- Vitamina A: calabaza, espinacas, acelgas, espárragos, plátanos, manzanas o judías.
- Vitamina E: aceite de oliva.
- Vitamina C: zanahorias, naranjas, melocotones o albaricoques.
- Alimentos ricos en proteína: frutos secos como almendras, avellanas o nueces.  También las lentejas, garbanzos o guisantes.

Empieza a incorporar estos consejos en tu rutina y afronta los brotes de dermatitis de la mejor manera.


Gracias por dejarnos formar parte de tu vida
.