08 noviembre 2016

Hidrata tu cuerpo en invierno

En verano cuidamos nuestra piel de forma exhaustiva, para protegerla del sol, el calor y otros agentes que la puedan dañar. Sin embargo, cuando llega el invierno, la descuidamos mucho más, pasando por alto que las bajas temperaturas también pueden ser agresivas. El frío, la contaminación de la ciudad y la calefacción son los principales causantes de secar nuestra piel, sensibilizarla y darle un tono pálido y apagado. 















Por eso, desde Babé queremos contarte los tips a seguir para ayudar a nuestra piel a conseguir una apariencia saludable durante esta época tan fría. Son solo unos sencillos trucos que, añadidos a tu rutina, ayudarán notablemente a tu piel en invierno:

Limpieza en profundidad: empieza a exfoliarte, eliminarás las células muertas y conseguirás una piel más luminosa y renovada. No solo en tu cuerpo, también en tu rostro, aplicando nuestro Hidro-Exfoliante Confort. Este limpiador de textura granulada elimina las células muertas y deja la piel suave y libre de impurezas. Gracias a su alto contenido en Aceite de Jojoba permite, al mismo tiempo, hidratar la piel, suavizarla y aportarle elasticidad.

Utiliza agua templada: En tu baño o ducha diaria, no debes utilizar agua excesivamente caliente, ya que esta puede quitar a tu piel sus aceites naturales y llevar a la deshidratación. Además, a la larga, provoca arrugas en la piel. Es muy importante saber elegir un jabón adecuado que no reseque tu piel, nosotros te recomendamos el Jabón de Aceite Babé, que gracias a su alto contenido en ácidos esenciales restablece el nivel de hidratación cutáneo.

Protege tu piel: Date un suave masaje con nuestra crema de Urea 10% Loción Reparadora. Proporcionará una intensa y prolongada hidratación diaria a tu piel, que actuará de escudo ante agentes externos y bruscos cambios de temperatura. Por otra parte, es importante no olvidar las dos partes del cuerpo que más expuestas están en nuestro día a día: Las manos y el rostro, utiliza Loción de manos y bálsamo labial para protegerlos.

Ahora nuestra piel está más que cuidada por fuera, pero no olvidemos que también hay que hidratarla por dentro, así que anota también estos consejos:

- Bebe 2 litros de agua al día.
- Añade frutas y verduras de temporada a tu dieta, como coliflores y cardos. Son ricos en agua e ideales para preparar en caldos. O prepara un postre muy refrescante con mandarinas y piñas.
- Entre horas, hazte un té o un infusión, son bebidas muy calentitas que ayudan a la hidratación de nuestro cuerpo.

Por último, no olvides cubrirte con prendas de abrigo que te protejan del frío y añade a tu rutina un ratito al día para ti, ¡para mimar tu piel!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.