13 diciembre 2016

Rostro luminoso: recupera la vitalidad perdida

¿Dónde ha quedado esa tez radiante que lucías en tus vacaciones de verano? Es cierto que el buen tiempo nos ayuda a sentirnos más guapas, y la timidez del sol en invierno, hace que nuestra piel esté cada vez más apagada y opaca. Pero tranquila, para combatir este rostro gris invernal, solo hace falta un poco de constancia y seguir estos sencillos pasos: 















1. Limpia y tonifica 
Es muy importante limpiar tu piel con una Emulsión limpiadora cada mañana, y no solo cuando uses maquillaje. Existen muchos agentes, como la contaminación o el sudor, que también pueden favorecer la aparición de espinillas, granitos y puntos negros, que aportan a la piel ese aspecto descuidado. Después, revitaliza tu piel con el Agua Tonificante Babé, que calma y aporta suavidad, frescura y un acabado brillante a tu piel, sin necesidad de maquillarte. 

Además, es aconsejable que una o dos veces por semana utilices el Hidro-Exfoliante Confort, que elimina las células muertas y proporciona un suave efecto peeling gracias a la proporción de Ácido Salicílico que contiene.

Por último, no limpies solo tu cara, también los objetos que están en contacto con tu rostro continuamente, como son las brochas de maquillaje y, sobre todo, tu teléfono móvil, que pasa de la mesa de un bar, al bolso, y de ahí a tu cara.

2. Hidrata y protege
Para combatir la piel desvitalizada es necesario devolver a tu rostro los nutrientes y el agua que va perdiendo, por eso, te aconsejamos nuestra Crema Hidronutritiva Protectora FPS20 día y noche. Que además de protegerte del sol gracias a sus filtros solares, con su fórmula enriquecida con ácido Hialurónico, mejorará notablemente el nivel de hidratación de tu piel, recuperando el aspecto fresco y luminoso del rostro.

3. Cuídala
Mímate y cuidarás tu piel. Para eso debes descansar, y respetar las horas de sueño, porque  son muy importantes para que tu piel no tenga una apariencia cansada y apagada. Aunque tampoco es bueno que estés todo el día en la oficina y de ahí al sofá, es importante que te muevas y actives la circulación sanguínea para que tu rostro tenga un tono más uniforme.

Por último, deja de lado los alimentos ricos en grasas y azúcares, como la bollería industrial y fritos. Que además de hacerte subir de peso, también tienen contraindicaciones para tu cutis, fomentando la creación de grasa y dilatando los poros. Por eso, te recomendamos una dieta sana y equilibrada, con alimentos ricos en Omega3, vitamina C y antioxidantes, que se encargarán de fortalecer el colágeno de tu cuerpo.

Es el momento de volver a darle a tu rostro la vitalidad y luminosidad que se merece. Y lo lo conseguirás ¡solo siguiendo estos 3 pasos! 

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida
.