10 enero 2017

4 recetas fit tras los excesos navideños

Tras los excesos navideños, llega el momento de que todo vuelva a la normalidad, incluida nuestra figura. Volver a la dieta sana que dejamos olvidada hace un tiempo es necesario, pero tampoco es preciso ser demasiado exigentes, eso nos hará recaer con facilidad y tirar por la borda el esfuerzo realizado. Por eso, desde Babé, te damos 4 recetas fit y deliciosas con las que eliminar los excesos, a la vez que reeducas tu cuerpo poco a poco:

Para los amantes del pescado, ventresca de atún con verduras a la plancha















Los pescados son ideales por su bajo contenido en grasas, además, son muy nutritivos y se pueden preparar tanto de forma sencilla, como en recetas más elaboradas y sabrosas. Si no quieres renunciar al sabor, elige la siguiente receta, engañarás a tu estómago y empezarás a comer sano sin pasar hambre. 

Para preparar este plato solo necesitas tus verduras favoritas, cebolla y ventresca de atún. Saltea la verdura en la sartén con una cucharadita de aceite y, cuando esté pochada, pon el atún a la plancha con sal gorda. Mantenlo a fuego medio hasta que alcance el punto que más te guste. Solo faltará emplatarlo y ¡a disfrutar!

Para los carnívoros, pechuga de pollo con piña al romero















No tenemos porque abandonar la carne, eso sí, debemos de despedirnos de los complementos calóricos que suelen acompañarla, y optar por guarniciones adecuadas a nuestra dieta 'fit'. Os proponemos este plato hecho a base de piña, un alimento que nos vendrá genial por su cualidad diurética. 

Troceamos la piña a taquitos y la añadimos a un bol con ajo picado, un chorrito de salsa de soja, 2 cucharadas soperas de miel, pimienta molida y una ramita de romero. Dejamos macerar mientras asamos las pechugas con una cucharadita de aceite de oliva, cuando empiecen a dorarse añadiremos la salsa y retiraremos la ramita de romero, ya que solo queremos el aroma. Dejamos hervir durante unos 20 min. en función de lo densa que nos guste la salsa. Para finalizar podemos acompañarlo con arroz blanco.

Para los más cremosos, crema verde con curry















No hay nada más depurativo que una crema de fácil digestión, que limpie nuestro cuerpo. Además son ideales como entrante o primer plato ya que nos saciarán y reducirán nuestro apetito. Puedes probar con diferentes verduras o incluso añadir bacalao o alguna fruta como el aguacate. 

Nosotros te proponemos la más verde y diurética para comenzar tu dieta por el principio, depurándote. 

Limpiamos 2 puerros y 2 ramas de apio y las hervimos durante 10 min. con un chorrito de aceite de oliva y una cucharada de curry. Añadimos el cebollino también picado y hervimos por 10 min. más. Solo nos quedará salpimentarlo y pasarlo por la batidora al gusto y textura que más nos guste.

Para los amantes de las ensaladas, de quinoa con salsa de frutos del bosque















Son un clásico en las dietas, pero a veces nos aburrimos de tanto verde y siempre lo mismo. Por eso es el momento de innovar, de mezclar y probar nuevos alimentos, como es el caso de la quinoa, que cuenta con muchas más proteínas que grasas, y minerales tan importantes como el calcio y el hierro. Además, esta ensalada es muy sencilla de preparar:

Mientras hervimos la quinoa, pasamos por la sartén unos taquitos de pechuga para comer de un bocado. En un bol colocamos gajos de naranja, tomatitos cherry, nueces picadas, frutos del bosque y rúcula. Añadiremos la quinoa y la pechuga cuando estén a punto. 

Para hacer la vinagreta añadimos a un bol frutos del bosque con una medida de vinagre por dos de aceite, una pizca de sal y una cucharada de mermelada de fresa, para que le dé consistencia. Lo mezclaremos todo con la batidora y estará listo para aderezar nuestra ensalada.

Y de postre...












Aprovéchate de las frutas de temporada, como las naranjas ricas en vitamina C, el kiwi alto en fibra y muy diurético, o la piña, que contiene muy pocas calorías, y prepara dulces smoothies o batidos. También puedes hacer gelatinas caseras, que son muy bajas en grasas o trocearlas y comerlas al natural.

Como ves, hay platos tan deliciosos como sencillos de preparar, que además te permitirán cuidar tu línea chupándote los dedos. 

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.