31 enero 2017

Cómo entretener a los más pequeños en casa

Con el frío del invierno, hay días en los que ir al parque, salir a jugar al fútbol o pasear con los niños, se considera  misión imposible. La mínima posibilidad de que cojan un catarro nos aterra, por lo que, visto lo visto, mejor buscar otras opciones para divertirnos con ellos a cubierto. Desde Babé, te proponemos algunos planes entretenidos - y low cost - sin necesidad de salir de casa. ¡Ellos se lo pasan en grande y nosotras también!
















Tarde de artistas
Puedes sacar los colores, papeles con textura, temperas, cartulinas, etc. y hacer un collage, o incluso pintar y dar vida a nuestras láminas de Babé para niños. Pídelas en tu farmacia más cercana o DESCÁRGALAS aquí. Eso sí, tras haberlo pasado en grande, toca cuidar sus manos con la Crema Emoliente Pediátrica, que restablece la hidratación de la piel más seca. 

















Día de disfraces
Es el momento de sacar ropa vieja, disfraces y accesorios para trasladaos a otra época. ¿Qué tal ser indios por una tarde? Trenzas y pintura en la cara, ropa marrón y, con un par de sábanas, construid una cabaña en la que contar historias. O,¿por qué no mancharse? Coge papel continuo, pintura de dedos, ropa vieja y deja que disfruten pintando con el cuerpo. Eso sí, cuando acaben, directos a la ducha y a frotarlos bien con el Gel de Baño Pediátrico Babé, que limpia sin agredir a la piel y además no pican los ojos.

Manos a la masa
No hay nada que más les guste a los niños que hacer cosas de mayores, y si supone pringarse enteros, ¡mejor aún! Así que lavaos las manos con el Jabón emoliente Babé y preparad juntos recetas tan sencillas como: rollitos de jamón y queso, o algo más saludable. Meted fruta en la batidora con un poco de hielo y tendréis un sabroso smoothie. Si son más mayores, podéis preparar un brownie o empanadillas de atún. ¡Es una forma exquisita de tenerlos entretenidos! Y luego ya tenéis merienda.

Juegos en familia
Es el momento de que compitáis entre vosotros para que aprendan a perder de vez en cuando. Pero vamos a dejar de lado la vídeoconsola, y tampoco hará falta que salgáis a la calle. ¿Qué te parece montar un circuito de hilos a lo misión imposible? Solo necesitas un ovillo de lana y puntos en los que anclarla como si fueran luces láser. ¿Crees que conseguiréis pasar sin tocarla? Otra opción es hacer una carrera de palomitas, solo necesitaréis una pajita y una palomita cada uno, marcad una línea de meta y soplad para ver quién llega el primero. 

¡A hacer labores!
Además de entretenerse aprenderán cosas que podrán serles muy útiles en un futuro. Coge un colador, una aguja de plástico y deja que tejan metiendo y sacando las lanas por los agujeros. Además de estar súper entretenido desarrollarán su sistema psicomotriz. También podéis poner el cronómetro en marcha y, si recogen la habitación en un tiempo récord, ¡habrá premio! Eso sí, acabarán excitadísimos, así que después una buena ducha, dales un masaje con la Leche hidratante Corporal Babé para dejarlos relajados.

Día de deportes 
Van a jugar a la pelota sin romperte nada, lo prometemos. Porque el balón será un globo y con platos de plástico y palos de helado podéis crear vuestras propias raquetas. ¿Y qué tal jugar al baloncesto con una papelera y bolas de papel?

Diseñadores por un día
Coge una camiseta vieja y deja que creen e inventen con pintura de tela, recortando y haciendo flecos, incluso podéis coserle algún abalorio. Para completar el look te proponemos que hagáis un collar de macarrones. Haceros fotos y reíros mucho.

Estamos seguros de que lo vais a pasar en grande en cualquiera de estas actividades. Lo importante es que lo hagáis juntos y que disfrutéis los unos de la compañía de los otros, ¡que crecen muy rápido! 

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.