28 marzo 2017

Rutina antioxidante para tu piel

El tan esperado cambio de estación ya está aquí, y parece que lo estábamos esperando con los brazos abiertos, deseosos de despedir el invierno e inyectarnos esa dosis extra de energía que aporta el buen tiempo. Comenzamos a disfrutar de un ligero aumento de las temperaturas, de los rayos de sol y de los días más largos. Sin embargo, no todo son cosas positivas. La conocida como astenia primaveral o el insomnio trastocan a muchas persona durante esta época, y también hay otra parte de nuestro cuerpo que sufre: la piel. La sequedad del ambiente y los cambios de alimentación afectan directamente al envejecimiento prematuro de nuestra piel. ¿Quieres saber cómo combatirlo? ¡Apúntate a nuestra rutina antioxidante!

















Pero, ¿por qué antioxidante? 
Los antioxidantes previenen y neutralizan la formación de radicales libres, que son los causantes de la oxidación de la piel. Además, le aportan luminosidad y belleza, ya que evitan la destrucción del colágeno natural. Existen diferentes alimentos que contienen antioxidantes, por lo que, introduciéndolos en tu dieta, lograrás que una piel más nutrida y luminosa. 

Para desayunar:
Enriquece tu dieta con productos lácteos ricos en vitamina A, la cual refuerza el sistema inmunológico. Acompáñalos con arándanos, moras, frambuesas y demás frutos rojos, que tienen antocianinas capaces de bloquear los radicales libres. Puedes preparar deliciosos smoothies, batidos o ser el complemento perfecto de un yogurt natural. 

Además, no olvides  ampliar el cuidado con un Limpiador Detox adecuado y tu crema Hidratante Vitalizadora Babé - Línea Vitance -, que con su textura ligera y fluida, hidrata, previene el envejecimiento cutáneo y deja la piel más luminosa. 





















Entre horas: 
Si te gusta picar entre horas, lleva siempre contigo una bolsita de frutos secos. Contienen ácidos grasos esenciales que ayudan al control del estrés oxidativo, y además previenen el cáncer. 

A la hora de la comida:
Puedes acompañar tus platos con una guarnición de zanahorias, tomates y ajitos. Los tomates son una gran fuente de licopeno , conocido como uno de los mejores antioxidantes, las zanahorias son ricas en beta-caroteno y ayudan al cuerpo a producir vitamina A y por último un diente de ajo contiene vitaminas A, B y C, selenio, yodo, potasio, hierro, calcio, cinc y magnesio.

Para merendar: 
¡Una manzana! Su cáscara contiene flavonoides y vitamina C, unos antioxidantes perfectos para hacer frente a los radicales libres. Además puedes combinarla en una macedonia o preparar deliciosos zumos. 

Por la noche: 
Puedes preparar una suave crema con alimentos que contienen antioxidantes, como las verduras de hoja verde: acelgas, espinacas o alcachofas, que tienen vitamina C y E, folato y carotenoides, entre otros agentes. Y de postre, ¿qué tal uvas? Son altas en resveratrol, que previene la aparición del acné.

Y si eres de las que necesitan llevarse algo dulce a la boca antes de acostarse, coge una onza de chocolate puro. Contiene una gran cantidad de antioxidantes que protegen nuestra piel. 

Por último, antes de irte a dormir, deja que tu piel descanse aún más y aplícate el Serum Pro-Vitalizador+ de Babé, que gracias a su alta concentración de antioxidantes del mediterráneo protege la piel frente al envejecimiento prematuro y la deja más radiante y luminosa. 






















Es el momento de disfrutar del placer de comer cuidando tu piel. 
Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.