25 abril 2017

Cuidados del escote

Las temperaturas empiezan a subir cada vez más, lo que significa que nuestro cuerpo está más expuesto al sol y empieza a coger ese anhelado "colorcito". Es el momento en el que las más descuidadas empiezan a incrementar la hidratación en zonas un gran protagonismo: el escote. ¿Por qué nunca nos acordamos de él? Pocas saben que el escote es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo y que más expuesta se encuentra al sol y el ambiente. Así que, ¡ahí va nuestro primer consejo! Cuida tu cuello y escote como si fueran una continuación de tu rostro, ¡en un futuro notaréis la diferencia!

















Ahora, toma nota de estos tips para cuidar el escote y que no sufra los estragos del sol y el paso del tiempo.

1- Si para tu rostro usas un limpiador, un tónico y una crema hidratante cada día, en tu cuello y escote debes seguir el mismo ritual. Eso sí, es importante que prestes atención a tu tipo de piel y saber si es el mismo en tu rostro o, si por el contrario, debes utilizar otro tipo de hidratación en el cuello y escote. Dependiendo de tu tipo de piel te recomendamos:

Piel seca - Hidronutritiva Protectora FPS 20
Es perfecta para este tipo de piel, ya que su fórmula enriquecida con Ácido Hialurónico mejora notablemente los niveles de hidratación y ayuda a reparar la pérdida de nutrientes y el agua de la piel, además esta crema de textura cremosa te protegerá gracias a sus filtros solares.

Piel grasa con tendencia acneica - Hidratante Matificante
Si sufres la aparición de granitos en el escote, esta crema regulará la producción de grasa y evitará la aparición de imperfecciones en tu piel. Además, su fórmula con Niacimida al 4% actuará frente a la bacteria del acné.  

Piel apagada y sin vida - Hidratante Vitalizadora
Esta crema devuelve vitalidad a la piel gracias a su alto contenido en antioxidantes del Mediterráneo. Conseguirás una piel más flexible y radiante previniendo el envejecimiento prematuro.

Piel Madura con tendencia seca - Crema Unificadora del Tono FPS 30
Si esta es la piel de tu escote, conseguirás unificar el tono y evitar la aparición de nuevas manchas mientras tu piel está protegida de la radiación solar. 

Una vez hayamos introducido una correcta rutina de hidratación, podemos añadir a nuestro día a día estos sencillos trucos que ayudarán a que nuestro escote luzca aún más radiante:

2- Utiliza sujetador. Pero no vale cualquiera, nuestro cuerpo cambia con el paso del tiempo y nuestro pecho y escote también, por eso es importante que llevemos la talla correcta para que el pecho esté firme y la piel tersa. Además, te recomendamos que utilices sujetadores específicos para hacer deporte, te sentirás más cómoda. 

3- Mantén la espalda recta. Es importante tener una buena postura que evite que el pecho se caiga. Debemos poner atención durante las oras de sueño, en las que a veces algunas posturas dibujan arrugas en nuestro escote. 

4- Tonifícalo y bebe mucha agua. Es el mejor hábito que podemos practicar para ayudar a nuestro escote desde dentro. Así mantendremos los músculos activos, en forma y la piel hidratada. 

Como ves, es muy sencillo conseguir un escote radiante, solo tienes que sumar estos nuevos hábitos a tu día a día y, ¡a disfrutar del buen tiempo! 

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.