02 mayo 2017

4 juegos para estimular a tu bebé

Los primeros meses de tu bebé son vitales en su desarrollo. Sobre todo a partir de los 6 meses, es el momento perfecto para introducir juegos que estimulen su aprendizaje y habilidades. Su cerebro estará totalmente receptivo y será capaz de asimilar y aprender a una velocidad asombrosa.

En BABÉ nos gusta cuidar de vuestros peques desde su llegada a casa, y no queríamos perder la oportunidad de formar también parte de su desarrollo, por eso hoy te proponemos 4 juegos estimulantes para tu bebé.















1. Estimulación motriz

Despertar las capacidades manipuladoras del niño supone activar sus cinco sentidos, por lo que los juegos dirigidos a esta causa le ayudarán a ejercitar movimientos, a mejorar su equilibrio y a comprender el espacio y los desplazamientos. Los juguetes con ruedas, por ejemplo, estimularán sus ganas de gatear o andar, ya que querrá imitar a sus juguetes favoritos. También los juegos de construcción son grandes aliados de la motricidad, puesto que conocen las formas y practican el equilibrio.

2. Juegos para el baño

Normalmente la hora del baño suele ser una fiesta para el bebé, pero si quieres que además sea una experiencia estimulante, no olvides incluir juguetes como los clásicos patitos. También podéis jugar con vasitos, para que aprenda a coger agua y tirársela por encima. Lo pasaréis genial y le relajará muchísimo. No olvidéis escoger jabones respetuosos con la piel del bebé para que el baño sea aún más reconfortante, como el Champú y Gel de nuestra línea pediátrica.






















3. La música

La música debe formar parte de la vida de tu bebé, incluso desde antes de nacer. Seguro que recuerdas un montón de canciones de la infancia. Cántaselas e introduce movimientos, para que los relaciones con la melodía. Algunas tipo "los cinco lobitos" o "debajo un botón", son las favoritas de los más pequeños. Cuando sean un poco más mayores, intentarán repetir ciertas sílabas, sobre todo las terminaciones. Y acabarán cantándosela a ellos solitos.

4. Descubriendo formas y colores

Cada día de la vida de tu bebé es todo un descubrimiento para el, por lo que si le presentas paulatinamente cosas nuevas, las absorberá como una esponja. Es el caso de las formas y colores. Existen multitud de juegos para que empiecen a conocerlas, como púzles o figuras para encajar, pero también puedes hacerlos de forma casera. Por ejemplo, con cartulinas o con frutas y verduras.

Aprovecha el tiempo con tu bebé y estimula al máximo sus capacidades, ¡su cerebro nunca va a estar más dispuesto!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.