09 mayo 2017

Limpieza para pieles secas

Las pieles secas o atópicas son muy diferentes al resto, es por eso necesitan tratamientos y cuidados específicos para combatir los síntomas más comunes. La tirantez, picor o ,incluso, la descamación, son algunos de ellos. Es, además, en este momento, cuando la piel se encuentra más desprotegida frente a los agentes externos. Como son el clima, la contaminación o la alimentación. Para que no adquiera ese tono apagado, deshidratado y parezca desvitalizada, ¡necesita muchos mimos! Y tener en cuenta diferentes factores en tu rutina.


















Si este es tu caso y ya no sabes cómo devolverle su frescura natural, tranquila, no está todo perdido. Y es que la solución es más sencilla de lo que crees, y está en las rutinas esenciales: limpieza e hidratación.

¡Di adiós al jabón! Y al agua.


Pues sí. Lo primero que haremos será olvidarnos del jabón, ya que puede irritar y no ser del todo aconsejable para pieles tan sensibles como las secas. Además, combinándolo con agua corriente, resecaremos doblemente nuestra piel, ya que sea cual sea el limpiador que utilicemos antes, si terminamos la limpieza con agua del grifo, no servirá para nada.

Y...¡Bienvenida al universo micelar! 

Seguro que ya conoces los beneficios de la famosa Agua Micelar. Las micelas son pequeñas moléculas en forma de bolita que, gracias a su bipolaridad, atraen como un imán la suciedad de la piel: restos de maquillaje, grasa, impurezas como el sudor o polvo, etc. Y la dejan atrapada en su interior sin ser absorbidas. De tal manera que conseguimos cuidar nuestra piel de una forma menos nociva y más respetuosa. 

Así mismo, en Babé no estábamos convencidos de que el Agua Micelar común fuera la mejor solución para pieles secas, por eso hemos formulado nuestro ACEITE MICELAR BIFÁSICO. Es la solución ideal para las pieles secas, ya que combina los beneficios limpiadores del agua micelar (50%), y los hidratantes de los aceites esenciales (50%). Aportando a la piel seca la nutrición que necesita en la fase de limpieza, y eliminando el aclarado. 


















Con este novedoso producto, pionero en el sector farmacéutico, eliminaremos esa sensación de tirantez tras desmaquillarnos, y sentiremos nuestra piel más flexible e hidratada que nunca. Además, este producto también sirve para todo tipo de pieles, ya que limpia y desmaquilla las máscaras y labiales más resistentes, como los water proof.

Además, su uso es muy sencillo. Solo tienes que aplicarlo con un disco suavemente y retirar. Repite cuantas veces creas necesario. Luego, puedes dejar tu piel con los restos de aceite hasta que se absorba. O bien, si no lo necesitas, puedes retirarlo con un nuevo disco. 

Por último, y tras dejar nuestra piel limpia y fresca, es hora de hidratarla de nuevo con la Crema Hidronutritiva Protectora SPF 20 Babé. Será el toque final imprescindible, ya que gracias a su fórmula enriquecida con ácido hialurónico, tu piel quedará mucho más luminosa y tersa. Además, gracias a sus filtros solares SPF 20, protegerá tu piel del sol a la vez que la nutre. Lo que significa que podrás usarla día y noche, aunque su hidratación dura 24 horas. ¡Comprobado!

Como ves, solo hace falta llevar a cabo dos sencillos pasos para que tu piel obtenga la nutrición que necesita. Olvídate del agua y el jabón y sumérgete en el universo del aceite micelar. 

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.