12 junio 2017

PROTEGE A TU BEBÉ DEL SOL

Ahora que el buen tiempo ha llegado para quedarse, son muchos los planes que hacemos al aire libre con nuestros peques como acompañantes. Paseos por la ciudad, juegos en el parque o días de playa, que siempre tienen un factor común: el sol. Debemos tener mucho cuidado con él, y asegurarnos de que nuestros niños están siempre protegidos. Sus pieles son mucho más sensibles que las nuestras, y debemos controlar la exposición directa. En Laboratorios BABÉ os traemos tres consejos para evitar que las pieles de nuestros bebés sufran este verano. ¡Protégele del sol!


1. Protege la piel de tu bebé diariamente. Evitar que nuestros bebés salgan en las horas puntas de sol, como puede ser mediodía o después de comer, además de protegerlos cuando salgan es imprescindible. Una de las maneras de hacerlo es cubrirle la cabecita con sombreros y gorras y aplicarles fotoprotectores, sobretodo en la cara, que es donde más expuestos están. Para ello, no olvides llevar siempre encima la Hidratante Facial SPF 30 con una alta protección solar ante los rayos UVA-UVB. Además de nutrir e hidratar su piel, muy importante en las fechas en las que estamos.

2. Hidrata a tu bebé. Debemos darle mucha agua para que esté bien hidratado y no sufra golpes de calor. También podemos refrescar su piel con el Agua de Colonia , que permite además de perfumar, hidratar la piel del bebé, se sentirá más fresquito ante las altas temperaturas. No contiene alcohol, por tanto no perjudicará su delicada piel. ¡Además olerá de maravilla!

3. Utiliza cremas con una alta protección. Cuando realicéis excursiones, a la playa o a la piscina, donde la piel está directamente expuesta al sol y a altas temperaturas, debemos protegerla continuamente. Primero llevándonos sombrillas, poniéndole gorritos y aplicándoles fotoprotectores con factor solar alto, como el Fotoprotector Pediátrico Loción SPF 50+  y el Fotoprotector Pediátrico Spray SPF 50+ . Ambas no contienen alcohol ni perfumes, además de ser altamente resistentes al agua. Son ideales para todo tipo de pieles, y su uso es tanto facial como corporal. La única diferencia que hay es la manera de aplicarlas, por eso es recomendable utilizar la de spray para el cuerpo y el otro formato más adecuado para la cara, por su cómoda aplicación. Repite su uso cada dos horas y tu bebé estará 100% protegido.



Con estos sencillos trucos protegeréis mejor la piel de vuestros bebé y podréis disfrutar del aire libre sin preocupaciones durante todo el verano.

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.