20 junio 2017

REPARA LA PIEL DESPUÉS DEL SOL

Ahora que el verano está ya a la vuelta de la esquina y con él, la subida de temperatura, no puede faltar en nuestros planes los ratitos de sol, playa y piscina, indispensables para combatir el calor. No debemos olvidar beber mucha agua, llevar a cabo una alimentación sana, rica en frutas y verduras, como las zanahorias, los tomates o el melón, que además nos proporcionan melanina. La melanina, como todas ya sabéis, es un pigmento que se encuentra en nuestra piel, encargada de absorber los rayos UVA y UVB. Al absorberlos, estimula la producción de este pigmento, aumentando sus niveles y volviendo nuestra piel más oscura, produciendo el tan deseado bronceado.



Para conseguir ese moreno que tanto nos gusta, debemos tener precaución cuando nos exponemos al sol, por lo que no podemos olvidarnos el Fotoprotector Transparente Wet Skin SPF 50 a todas nuestras escapadas playeras,  para proteger la piel de las posibles quemaduras del sol, además de frenar el fotoenvejecimiento de ésta. Es resistente al agua y se puede aplicar tanto en pieles mojadas como secas. Su acabado en mate hace que no queden restos blancos en la piel, por lo que su aplicación es muy rápida y cómoda.

Una vez acabado el día de playa o piscina, no podemos olvidarnos de proteger e hidratar nuestra piel después de haber estado tantas horas expuestas al sol. Por eso, el nuevo Spray Reparador Calmante de rápida absorción, sin alcohol, calma, hidrata y refresca nuestra piel después de un día de sol. Su acción antioxidante repara la piel de los efectos nocivos del sol. Es apta para todo tipo de pieles, en cualquier zona y para todas las edades (+ 3 años). Además, nos ayuda a prolongar el bronceado, dejando nuestra piel suave, flexible y sedosa.



Por último, si nos hemos expuesto demasiado al sol y nos ha provocado pequeñas quemaduras es la piel, no os preocupéis, porque el gel refrescante Aloe 100% nos proporcionará una sensación de bienestar, además de la hidratación necesaria para regenerar nuestra piel después de la irritación producida por el sol. Un truco es meterlo en la nevera en verano, ya que la sensación de frescor aliviará muchísimo tu piel. 

Ya sabéis chicas, este verano toca disfrutar del sol con precaución y lucir bronceado sin preocupaciones. ¡A disfrutar! 

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.