18 julio 2017

Consejos para prevenir las manchas solares

El sol, ese astro que nos produce sentimientos encontrados. En pequeñas dosis, proporciona unos beneficios reales a nuestro cuerpo, mejorando nuestro estado de ánimo y aportando la tan necesaria vitamina D, que fija el calcio en nuestros huesos. Sin embargo, una exposición excesiva, puede generar diferentes daños en nuestra piel a causa de la radiación UV. Hoy, os hablamos de las manchas solares y de cómo prevenirlas este verano. Algunos consejos sencillos que os serán de gran utilidad durante las jornadas de playa, piscina y demás escapadas veraniegas. Porque hay que ser conscientes de los riesgos del sol para poder disfrutarlo en su plenitud.
















Protección constante. Parece algo lógico, pero la mayoría de veces aplicamos fotoprotector solo una vez, sin repetir. Lo ideal es hacerlo 30 minutos antes de salir de casa, después de un baño largo y cada dos horas. Así mantendremos la protección de forma continuada, evitando quemaduras localizadas y futuras manchas. Además, recordamos que la fotoprotección no debe aplicarse solo en la playa o la piscina, también a diario, para dar un paseo o realizar una excursión. Es en ese momento cuando somos menos conscientes, pero el sol afecta igual.

Usa un SPF alto y específico. Aunque tengas la piel morena, aunque vayas a estar poco tiempo expuesta, aunque ya estés bronceada. Selecciona siempre un SPF 50, especialmente para tu rostro, donde las machas aparecen con más frecuencia. Además, en BABÉ podrás encontrar el fotoprotector ideal para tu tiempo de piel - grasa, mixta o seca -, para la zona específica - facial o corporal -, y en diferentes formatos de aplicación.


















Limita el tiempo de exposición. Es importante no estar expuestos de forma continua al sol, alternando ratos bajo la sombrilla y en el agua. Además, es fundamental evitar las horas en las que el sol es más peligroso. Normalmente, entre las 12 y las 16 horas.

Protege tu rostro. Los sombreros y gorras deben ser un accesorio fundamental en cualquier día de sol. Incluso para dar un paseo. Además de evitar insolaciones, protegeremos aún más nuestro rostro. Usar sombrero, sombrilla y gafas

Hidrata tu piel. Es muy importante hidratar la piel todo el año, pero en verano más aún. Si ya tienes alguna mancha y quieres unificar el tono de tu piel, Iqualogy White es ideal para ti.






















En definitiva, lo más importante es ser consciente de los efectos del sol y combatirlos con responsabilidad. Así nuestra piel no sufrirá desagradables quemaduras y evitaremos la posterior aparición de manchas. Como dicen nuestras madres, "la piel tiene memoria". ¡Y están en lo cierto!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.