09 enero 2018

Objetivo 2018, ama tu piel



Sabemos que has empezado el año cargada de buenas intenciones: que si gimnasio por aquí, que si inglés por allá... ¡Y esa es una actitud que nos encanta! Así que vamos a aprovechar este subidón de energía y añadir el cuidado de tu piel a esa fantástica lista de propósitos para 2018.  


"¿Qué no sabes cómo, dices?" Tranquila. Con nuestro pequeño mantra, tu piel lucirá suave, hidratada y luminosa sin apenas esfuerzo. Toma nota, que empezamos.

Di no a dormir con maquillaje
Lavarse la cara al final del día es, digamos, imprescindible. Y no se trata solo de desmaquillarse como es debido, no. Aunque haya días en los que no recurras al maquillaje, tu piel pasa muchísimas horas expuesta a agentes externos que van dejando huella sin que tú te des cuenta. De ahí que sea tan importante para tu piel que la limpies antes de meterte en la cama. Con una simple pasada del Limpiador Detox antes de acostarte, la suciedad desaparecerá.

Eres lo que comes
La ciencia nos dice que si bien la fruta y la verdura son buenas para nuestro cuerpo, nuestra piel también necesita pequeños placeres como el chocolate para estar radiante. De hecho, un estudio reciente ha demostrado que el chocolate puro ayuda a combatir la aparición de signos de envejecimiento. Otros caprichos para el paladar que tu piel agradecerá son las nueces, que gracias a su alto contenido en omega 3 ayudan a suavizar la expresión, y los frutos rojos, ahora tus nuevos aliados para rejuvenecer tu piel de forma natural.

La temperatura sí importa
El frío, el calor, el viento... Todo afecta a tu piel. En verano nos protegemos de los rayos ultravioleta con crema solar, pero ¿qué hacemos en invierno? Elige una crema hidratante adecuada tu piel con SPF, ¡en BABÉ encontrarás la ideal para ti! Además, es la época de las irritaciones, la sequedad y los labios cortados. Por eso el kit de crema hidratante, reparador labial y loción de manos no puede faltar en tu vida. Y si tienes un peque, protégelo con nuestra crema Hidratante Facial Pediátrica

Un tratamiento al año no hace daño
Mimarse a una misma con un tratamiento facial o corporal nunca viene mal. Desconectas, recuperas fuerzas y, por si esto fuera poco, cuidas de tu piel. Las posibilidades son infinitas y cada vez hay más centros que ofrecen servicios a base de productos 100% naturales. Ojo, la maderoterapia y los peeling corporales son tendencia.
Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.