17 enero 2018

¿Te unes al Realfooding?


El desafío alimentario más trendy del momento se llama Real Food Challenge y nos viene, ni más menos, que de Estados Unidos. El reto consiste en abandonar los productos ultraprocesado durante 30 días y volver a consumir los alimentos de toda la vida: frutas, verduras, aceites vírgenes... Pero en su versión más fresca y saludable, por supuesto. Y las redes, siempre determinantes en estos lares, ya han emitido su veredicto: ¡les encanta!  


El dietista-nutricionista Carlos Ríos es el cabecilla del movimiento Realfooding en nuestro país y la verdad es que ya hay quien lo considera un auténtico gurú de la alimentación. Sus redes sociales no dejan de ganar seguidores y él las utiliza para mantener a su comunidad motivada: recetas, consejos, comparativa de precios... El hashtag de la nueva tribu foodie es #Reto1MesConComidaReal, ¡échale un vistazo!

Las reglas de este challenge son bien sencillas y todo se resume, básicamente, en ir al mercado a hacer la compra. Eso sí, una vez allí, estos son los únicos alimentos que pueden entrar en tu cesta:
  • Verduras y hortalizas
  • Tubérculos
  • Lácteos de calidad
  • Frutas
  • Legumbres
  • Cereales 100% integrales
  • Carnes de calidad
  • Especias
  • Frutos secos
  • Pescados y mariscos
  • Huevos
  • Aceites vírgenes
  • Café, té y cacaco
Del campo al plato; y sin pasar por la casilla de los aditivos o los procesados. Esa es la clave, ¡y a nosotros nos encanta! 

Durante los 30 días que dura el reto, el movimiento Realfooding te enseña a cuidar de tu cuerpo y a liberarlo de los mayores estigmas de la dieta moderna: las grasas saturadas y los azúcares artificiales. Una vuelta a la auténtica dieta mediterránea, que se completa con lecciones de vida tan útiles como cursos de cocina y explicaciones sobre cómo descifrar el significado de las etiquetas que llevan los alimentos.

Desde BABÉ apoyamos 100% estas iniciativas muy contrarias a las dietas milagro con millones de suplementos. Apostando siempre por lo natural y respetando nuestro cuerpo como el templo que es. 

Renunciar a los productos ultraprocesados no es tarea fácil, pero quien lo ha probado asegura que te cambia la vida para siempre. Un nuevo estilo de vida más sano, más auténtico, más tú. ¿Are you ready? 
Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.