21 febrero 2018

Tu piel en invierno necesita ayuda

El invierno es el principal enemigo del cutis perfecto. Las bajas temperaturas y los temporales de lluvia, nieve y viento hacen estragos en nuestra piel; y por desgracia, nuestro rostro es la zona más desprotegida ante estos vaivenes climatológicos. De ahí que notes esa falta de luminosidad, un pequeño aumento de la sequedad o incluso la aparición de de pequeñas líneas de expresión.





















La piel en invierno  necesita de algunos cuidados extra para estar siempre hidratada y protegida. Pero tranquila, peso a lo alarmante de la frase, mantener los correctos niveles de oxígeno y asegurar la llegada de nutrientes a las células de la epidermis es bastante fácil. Si sigues nuestros consejos, tu piel dará carpetazo al invierno y se pondrá a punto para la llegada de la primavera.

En Babé somos muy fans de llevar en el bolso un pequeño kit de supervivencia contra el frío polar. En él, nunca falta un buen reparador labial y nuestra Loción de Manos con omega 3, 6 y 9. Su efecto nutrición, reparación y absorción super exprés nos permite usarla varias veces al día en cualquier situación. Y ya dependiendo del tamaño del bolso, añadimos los siempre socorridos guantes y las gafas de sol protección total.

 Los meses de invierno también son una muy buena época para probar algún tratamiento facial despigmentante o nutritivo. Al tener menos horas de sol, el riesgo de inflamación del tejido o de aparición de manchas en la piel se reduce considerablemente. Pero si lo tuyo no es la medicina estética, también puedes recuperar el brillo y la suavidad de tu piel con con rutinas muy completas de limpieza e hidratación facial y corporal.

Productos hay muchos, pero que sean esenciales, muy pocos. Las cremas de hidratación facial 24 horas de Babé Laboratorios, por ejemplo, son uno de ellos. Las tienes en dos formatos: Hidro 24h Crema-Gel y Hidro 24h Ligera SPF20. Y si tienes piel atópica o rosácea, lo mejor son las cremas con una composición específica para las calmar rojeces, los picores y las habituales irritaciones. Nosotros recomendamos la Crema Anti-Rojeces para el rostro y la Crema Emoliente y el Jabón de Aceite de Babé Laboratorios para el cuerpo. Con ellos el momento ducha será, como decía Enrique Iglesias, una experiencia religiosa.

Con los cuidados adecuados, tu piel en invierno no sufrirá ningún daño. Si quieres saber más remedios contra el frío polar, ¡no tienes más que preguntar!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.