19 abril 2018

Cómo realizar una exfoliación facial correcta

He aquí la exfoliación, uno de los tratamiento de belleza que más debates suscita. Y no porque cuente con detractores o defensores, nadie duda de que la eliminación de las células muertas ayuda a regenerar la piel y conservar su brillo natural. El quid de la cuestión es el cómo y el cuándo. O lo que es lo mismo, qué productos usamos, cómo lo hacemos y con cuánta frecuencia. Hoy en Laboratorios BABÉ te explicamos qué pasos no te puedes saltar para practicar una exfoliación facial correcta.

Muchos farmacéuticos coinciden en que la clave del éxito es el producto que usamos, así que ojo a su composición. Para no traspasar la fina línea que separa la exfoliación de la agresión a la piel, es recomendable confiar en productos dermatológicamente testados que contengan ácido salicílico. Este activo procedente de la corteza de los sauces ha demostrado limpiar el poro en profundidad y corregir las imperfecciones de la piel, sin provocar rojeces ni inflamaciones.

Resuelta ya la elección del producto, pasamos a la técnica de aplicación. Parece simple, pero entraña más secretos de los que parece. Para que los principios activos del producto realmente penetren en la piel y el cutis no se irrite por una fricción excesiva, lo mejor es huir de las esponjas. Dándote un sencillo y suave masaje con la yema de los dedos, intenta crea movimientos ascendentes para esparcir el producto y estimular la circulación.

Y si la ejecución de la exfoliación facial correcta te ha sorprendido, atenta ahora con la retirada del producto. Como imaginarás, no todo vale. El agua tibia es el común denominador de los diferentes procesos que avalan los expertos: hay quien apuesta por aclarar la cara con abundante agua y otros van un paso más allá y proponen el uso de una toalla húmeda para intensificar los resultados de la exfoliación. Sea como fuere, recuerda que el agua siempre templada.

En Laboratorios Babé no queremos que cometas ningún error en tu ritual de belleza y hemos querido ponértelo todavía más fácil con nuestro producto Hidro-Exfoliante Confort, un exfoliante que limpia e hidrata la piel por partida doble. Su composición a base de micropartículas extrafinas de Aceite de Jojoba y Ácido Salicílico proporciona ese efecto peeling, que realza la elasticidad de la piel y la impregna de nutrientes y vitaminas. Su suave textura y la ausencia de alcohol en su fórmula lo coronan como el perfecto exfoliante hipoalergénico apto para pieles sensibles.






















Y el último capítulo del manual express para conseguir la exfoliación facial correcta va dedicado -obviamente- a la constancia. Crear hábitos de limpieza de la piel es tan importante como usar un buen producto y hacerlo de la forma adecuada, os lo repetimos siempre. En el mundo de la belleza y el cuidado de la piel no existen los milagros; más bien se trata de una carrera de fondo donde el cutis perfecto te espera en la meta. ¿Cómo llegar hasta ella? Con una exfoliación una o dos veces por semana y una correcta limpieza básica diaria.

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.