13 junio 2018

Cómo aplicar un anticelulítico de forma correcta

¡Extra, extra! Aquí una nueva entrega de la adaptación de "El Arte de la Guerra, cómo combatir la celulitis".  Si en el primer capítulo os hablábamos sobre sus secretos - recordad que no hay nada mejor que conocer al enemigo antes de vencerlo-, hoy resolvemos la incógnita sobre cómo aplicar un anticelulítico con éxito. ¡Allá vamos!

















Regla de oro: la piel, cuanto más limpia, mejor.

Como ocurre con todas las cremas -recuerda que el primer paso de toda limpieza facial es lavarse la cara como es debido-, la eficacia de las cremas anticelulíticas aumenta cuanto más penetren estas en la piel. Por eso es importantísimo que la zona donde vayas a aplicarle esté lo más limpia posible y los poros estén dilatados para facilitar una profunda absorción del producto.

El momento post-ducha es perfecto. Y si esta va acompañada de una exfoliación corporal para eliminar a conciencia las células muertas, mejor que mejor.

Aclarado el momento previo a la aplicación, ahora viene la siguiente incógnita: ¿lo hacemos por la mañana o por la noche? Un clásico para el cual también tenemos respuesta. La ciencia nos dice que durante la noche, nuestros cuerpo regenera la piel mediante la producción de proteínas y disminución de la masa grasa. Un proceso natural de nuestro metabolismo que puedes acelerar al añadir la acción de los principios activos de tu crema anticelulítica, potenciando la combustión de lípidos y favoreciendo la reducción de la celulitis.

Y así, sin darnos cuenta ya hemos despejado dos X de la ecuación de cómo aplicar un anticelulítico. Así que ahora, vamos a por la tercera: el cómo.

Esta parte te gustará, porque implica que tienes que disfrutar de un masaje diario. Y es que para nuestra alegría -algo bueno tenía que tener-, la eliminación de la celulitis requiere de masajes con movimientos en sentido ascendente para aplicar la crema. Así se consigue activar la circulación sanguínea, movilizar la grasa y evitar su enquistamiento.

Al tratarse de cremas de autoaplicación, lo normal es utilizar las palmas de las manos para esparcir el producto por la zona a tratar. Si no eres clienta de Laboratorios BABÉ, claro está; porque ellas disfrutan de los placeres de un masaje cortesía de la Crema Anticelulítica-Reafirmante y de su maravilloso y práctico sistema de masaje lipo-reductor. Con solo girar el cabeza del aplicador incorporado al habitual formato crema, el producto se extenderá fácilmente por el cuerpo mediante un suave masaje circular. Masaje, doble acción y principios activos de máxima eficacia como la cafeína y la glicerina, ¿qué mas puedes pedir?
























Ahora, gran parte del éxito de la Anticelúlita de BABÉ dependerá de tu constancia. Un mínimo de tres meses de tratamiento diario marcará la diferencia. 

Y como decía nuestro admirado maestro Sun Tzu en la versión original de este clásico "si las instrucciones no son claras y las explicaciones y órdenes no son confiadas, la culpa es del general". Así que no tengáis reparo en escribirnos ante cualquier duda, sugerencia o special requirement sobre cómo aplicar un anticelulítico o cualquier otro asunto. ¡Vuestros mensajes siempre van al buzón de favoritos de Babé Laboratorios! :)

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.