13 junio 2018

Rutina facial para aumentar la eficacia de tus cremas

Cuando se trata de cosmética, el orden de los factores sí altera el producto. Y por más que pasen los años, muchas de nosotras seguimos dudando sobre si el serum se aplica antes o después de la crema hidratante, si el contorno de ojos va por libre o si la protección solar es opcional. Por eso hoy, en Laboratorios BABÉ, creamos la guía definitiva para poner orden tu rutina facial.





















La regla de oro para la aplicación de los productos de belleza es esta: de menor a mayor densidad. Una máxima que, analizándola, tiene más lógica que otra cosa; porque si primero aplicamos los productos más densos, estos crearán una barrera sobre la piel que impedirá que moléculas más pequeñas penetren en la piel.

Limpiador
Ya uses un gel, agua micelar o limpiador detox , lo importante es que liberes a tu piel del maquillaje. Este paso es la base de toda rutina facial y de él no te puedes escapar.

Tónico
El segundo paso es casi tan importante como el primero porque ayuda a eliminar los restos de maquillaje o suciedad que hayan podido quedar o que se hayan ido acumulando a lo largo del día. Además el tónico es perfecto para refrescar la piel y aportar firmeza.

Si usas nuestra Agua Micelar de la línea Facial Essential, ahorrarás tiempo con este paso porque una sola aplicación limpia, desmaquilla y tonifica ojos, rostro y labios. El 3 en 1 con el que todas soñamos los días en los que la limpieza se nos hace cuesta arriba. ¡Y encima es apto para todo tipo de pieles!

Contorno de ojos y labios
Al ser un producto tan específico, es área tiene que estar lo más limpia posible. Vamos, que el producto entre en contacto directo con la zona a tratar sin intermediarios que dañen o limiten su efecto. Evitar las arruguitas en esta zona no es para menos. Así que con cuidado y suaves toques con la yema de los dedos, esparce la crema con delicadeza.

Aquí, el Contorno de Ojos Anti-Edad de Laboratorios BABÉ también juega ese papel 3 en 1: es antibolsas, antiarrugas y antiojeras. Así que con él no solo estás previniendo tu piel frente a la aparición de arrugas, sino que también la enriquece con ayuda de la cafeína para darse ese efecto "anti-fatiga" tan necesario a veces.

Serum, sueros y aceites
No hace falta que uses los tres productos, lo normal es elegir uno de ellos y usarlo siempre después del contorno de ojos y antes de la crema hidratante. Especialmente porque potencia la efectividad del producto que se aplica a continuación.

Los expertos recomiendan aplicar primero el serum y reservar el aceite para la rutina facial nocturna. En cuanto al aceite, intenta que sea seco, así aportarás menos grasa a la piel durante la noche.

Crema hidratante
Ajusta tu crema a tu tipo de piel y no dudes en recurrir a una crema hidratante específica para momentos de mayor sequedad, irritación o cualquier tipo de reacción transitoria. ¡Mima tu piel como se merece!

Protección solar
Ahora que se acerca el verano y los rayos de sol ya empiezan a aparecer de buena mañana, es imprescindible proteger nuestra piel a diario. La solución ideal es incorporar a tu rutina facial una crema hidratante con protector como nuestra Hidro 24h Ligera SPF 20 o una BBCream específica.























Y hasta aquí nuestra guía sobre cómo potenciar la eficacia de tus cremas siguiendo el orden correcto de aplicación. ¡Cuéntanos si empiezas a notar los cambios en tu piel!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.