17 julio 2018

Protege tu piel del sol

En el imaginario popular, el verano equivale a diversión. Pero en términos dermatológicos, significa deshidratación y sobreexposición al sol. Un mix horrible que suele acabar en quemaduras solares, manchas de piel, reacciones varias y nuevas arruguitas. He aquí las consecuencias de no proteger tu piel del sol, amiga. Un típico descuido veraniego al que Laboratorios BABÉ va a poner solución con tres consejos simples, claros y fáciles de incorporar a tu día a día.
















Número 1: no salgas sin protector solar

La crema solar en todas sus versiones -labiales, corporales, faciales- son bienvenidas. De hecho, deben convertirse en tus mejores amigas. A ellas acudirás día, mañana y tarde. O mejor, piensa que son como tu móvil: ni puedes salir de casa sin ellas y ni puedes parar de usarlas.

Ahora bien, recuerda que la piel del cuerpo no es igual a la de la cara. Diferentes sensibilidades y diferentes necesidades.

El rostro suele estar en contacto permanente con el sol y paradójicamente, ello no hace que se acostumbre más fácilmente a él. Todo lo contrario: es más susceptible de sus inclemencias. Por eso es necesario utilizar cremas específicas con un protector solar muy elevado o incluso pantalla total.

En la línea Solar de Laboratorios Babé encontrarás dos cremas que no solo cumplen estos requisitos, sino que además te dan la posibilidad de elegir textura. ¿Ligera con piel entre normal y seca? El Fotoprotector Facial SPF 50+ Textura Ligera te espera. ¿Tacto seco con piel mixta, grasa y con tendencia al acné? El Fotoprotector Facial Oil-Free SPF 50+ Tacto Seco será tu salvación. Cualquiera de las dos protege tu piel del sol con una doble acción calmante y antioxidante






















Y recuerda: en los días nublados, el sol también "pega" y para que la crema surta efecto, hay que aplicarla entre 20 y 30 minutos antes de salir a la calle.

Número 2: alíate con los complementos

Gafas de sol, sombreros, gorras... Además de conseguir ese look de revista, estarás siendo responsable con el cuidado de tu piel.

Que los rayos de sol impacten directamente contra tu cabeza es algo muy nocivo para tu salud. Te puedo llegar a provocar mareos, dolores de cabeza e incluso insolaciones si la exposición ha sido prolongada. Especialmente en horas de máxima intensidad -¡cuidadito con tomar el sol de 12 del mediodía a las 4 de la tarde!-.

Los complementos, aunque todavía haya quien lo dude, derrochan algo mucho más importante que estilo: madurez. Y como nosotros queremos que hagas las dos cosas, aquí tienes las últimas tendencias para este verano en sombreros de paja. ¡Protege tu piel del sol con glamour!


Número 3: aliméntate con cabeza

Si tu cuerpo recibe los nutrientes idóneos, estarás creando una especie de protección interior casi casi inalterable. Encima en verano siempre apetece más comer fruta y verdura, así que perfecto.

Para la vitamina C, los frutos rojos y las bayas. Las manzanas son uno de los alimentos estrella de la temporada porque te ayudarán a regular el pH de la piel, te hidratarán con el agua que contienen y sus propiedades antioxidantes refuerzan y reparan la piel frente a agentes externos a velocidad exprés. La zanahoria, el aceite de oliva y las verduras de hoja verde son viejos y buenos conocidos para mimar tu piel.

¡Protege tu piel del sol y olvídate de los remordimientos después del verano!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.