07 agosto 2018

Cambiar la rutina facial en verano: ¿si o no?

En el mundo de la belleza, la comparativa verano vs. invierno va más allá de las simples tendencias cosméticas. El cuidado de tu piel en general y tu rutina facial en particular deberían variar tanto o más que tu maquillaje. Entre los múltiples porqués para cambiar la rutina facial en verano, el más simple y evidente son las necesidades de tu piel. En Laboratorios Babé te explicamos qué pasos incorporar o modificaciones dar para un ritual veraniego de éxito.
















Lo primero que tienes que tener en cuenta es que las altas temperaturas hacen que la piel pida productos más fluidos, menos densos. Igual que solemos preferir maquillajes con menor cobertura en verano, también sería recomendable que buscaras cremas hidratantes libres de aceites y con una textura más ligera.

Las fórmulas acuosas son las más adecuadas. Y en ellas siempre deben estar presentes activos hidratantes, antioxidantes y regeneradores. Las aguas micelares y los sérums reafirmantes son algunos de esos imprescindibles de verano que no pueden faltar para cambiar la rutina facial en verano.

Las infinitas horas que nos pasamos expuestas al sol es otro de los motivos que nos lleva a elegir productos con fórmulas no fotosensibilizantes. Con ellos evitaremos que la combinación sol y piel tenga como resultado manchas indeseadas. Para las arrugas prematuras, la clave sigue siendo un buen fotoprotector pantalla total o SPF 50 antes de salir de casa todas las mañanas.

Una gama de productos más que recomendable para la época estival es nuestra línea Iqualogy White. Ideada tras el estudio exhaustivo del proceso de pigmentación de la piel, su objetivo es restaurar la unificación de la piel y evitar la aparición de manchas cutáneas. Y para ello, Laboratorios Babé tiene el kit de Loción Micelar Correctora, Fluido Unificador del Tono, Crema Unificadora del Tono SPF 30 y Sérum Unificador del Tono.

Una gama muy específica e idónea para servirte de ayuda y cambiar la rutina facial en verano sin apenas esfuerzo. Además su fórmula in parabenos, sin colorantes, sin aceites minerales, sin alcohol, con perfume sin alérgenos, hipoalergénicos y no fotosensibilizantes son todo lo que necesitas.











Por si no lo sabías, en verano solemos pecar del llamado "efecto limpio": como recurrimos menos a la cosmética, pensamos que nuestra piel está más limpia. Tremendo error. El sudor y los agentes externos se acumulan más fácilmente en nuestros poros generando suciedad, granitos y la aparición de puntos negros.

Para no obstruir los poros y limpiar la zona cutánea, las limpiezas faciales completas de día y de noche son básicas, independientemente de lo "liberada" que creas que tienes la piel.

 Cambiar tu rutina facial en verano es el consejo de Laboratorios Babé de este mes, ¡síguelo y cuéntanos si notas la diferencia!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.