06 septiembre 2018

Volver a la rutina y sobrevivir

El fin de las vacaciones es para muchos un trauma. ¿Por qué a mi? Con lo a gustito que estaba yo en la playa. Y razón no les falta, la verdad. Pero el verdadero problema es que enfocamos volver a la rutina como un proceso brusco y doloroso, sin medias tintas. Y ahí es donde fallamos. Por eso hoy vamos a descubrirte los beneficios de lo que llaman "entusiasmo estratégico".
















Esta técnica ha sido todo un éxito en el mundo del coaching. Y aunque siempre ha estado centrada en el liderazgo de equipos, en Laboratorios Babé hemos descubierto que también puede ser de gran ayuda para hacer frente a situaciones indeseadas en general, y a la vuelta a la rutina en particular.

La esencia del entusiasmo estratégico es canalizar la fuerza que nos da la alegría que sentimos, en la obtención de un objetivo realista. Es decir, aprovecha esa alegría para adaptarte poco a poco en la nueva etapa y buscar puntos positivos en ella, focos de satisfacción, de autorealización.

Tan malo es autocastigarse pensando lo que desearías estar de vacaciones, como lanzarse a hacer todos esos nuevos planes sin ser conscientes de lo que realmente suponen. De ahí el elevado número de depresiones postvacacionales y de suscripciones anuales al gimnasio en septiembre que nunca llegan a aprovecharse.

La cuestión es buscar el equilibrio para obtener el ansiado bienestar físico y mental. Y puedes alcanzarlo aplicándote estos prácticos consejos:

Descanso
Una semana antes del X de volver a la rutina oficialmente, empieza a acostarte antes y a levantarte más temprano. Quince minutos, media hora... Los primeros días te costará y aparecerá el cansancio, pero luego obtendrás tus horas de sueño y eso mejorará tu humor.

Trabajo
En el trabajo, haz una lista de las tareas que tienes, concrétalas y afróntalas una por una. No es lo mismo ver un asunto concreto solucionado, que una idea abstracta rondando por la cabeza en todo momento. ¡Créenos! Te ayudará a simplificar y estarás más feliz cuando la hayas tachado de tu to do list.

Ocio
Buscar un nuevo hobby o actividad es perfecto, pero hazlo con moderación. Elige uno solo y pruébalo poco a poco. Pensar que hemos fracasado en alto por falta de constancia muy dañino y lo que no buscas, en ningún caso, es una nueva obligación.

Salud 
Toma contacto con rutinas que te hacían sentir bien y que pusiste en standby con las vacaciones. Seguir una dieta saludable -en verano pecamos por el exceso y las comidas fuera de hora- o recuperar tu ritual de belleza diario son algunas de las básicas.

Y si notas que tu piel o tu cabello están reflejando el estrés mediante pérdidas de cabello, falta de luminosidad, aparición excesiva de acné o síntomas similares, dale un cuidado especial. En nuestra línea Capilar encontrarás champús especiales para la sensibilidad y el tratamiento de grasa, caída y caspa, ¡consigue el que tu pelo necesite! Y para liberarte del acné, encomiéndate a los productos específicos de la gama Stop AKN de Laboratorios Babé.

Con estos pequeños pasos estarás creando nuevos hábitos que te ayudarán a ver los beneficios de volver a la rutina. ¡Ánimo!

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.