27 noviembre 2018

Todo lo que la Vitamina C puede hacer por tu piel

El gran antioxidante natural, el talón de Aquiles de la vejez y la flacidez. La Vitamina C es el componente que muchas buscamos en alimentos y cosméticos cuando queremos revitalizar nuestra piel y combatir los signos de la edad. Pero más allá de engañar al paso del tiempo, la Vitamina C tiene beneficios muy concretos que quedan ocultos bajo el llamado "efecto anti-edad". Hoy en Laboratorios Babé dedicamos este post a explicártelos todos.
















La razón por la que la Vitamina C hace que las arrugas se reduzcan, que el envejecimiento cutáneo se ralentice y que aumente la flexibilidad de la piel es porque esta vitamina estimula la producción de colágeno. Y además, la protege frente a la acción de azúcares y proteínas, que tienden a perjudicarla.

Un efecto protector que la Vitamina C extiende a los radicales libres procedentes de la radiación y a los propios efectos nocivos del sol en nuestra piel, que librarán de la aparición de esas indeseadas manchas en la piel. Todo ello sin olvidar lo beneficiosos que son sus principios activos para reducir la rojez y la rotura capilar- evita inflamaciones- y la aparición del acné. 

Pero desgraciadamente, el cuerpo humano ni produce ni almacena la Vitamina C, por lo que tenemos que estar muy pendientes de dónde podemos rascar nuestro aporte vitamínico. 

Los alimentos como la naranja, la grosella negra, la guayaba, el perejil, el brócoli, el kiwi y el pimiento rojo la contienen en grandes cantidades, pero varios científicos han apuntando que su ingesta oral no es la más efectiva. Es más, señalan la aplicación local como la fórmula más recomendable para producir mejores resultados en la dermis. 

De ahí que las ampollas Vitamin C+ de Laboratorios Babé no puedan faltan en tu ritual de belleza y bienestar. Este booster de Vitamina C potencia sus principios activos al combinarlos con un 5% de extracto de regaliz, que aclara e ilumina la piel evitando aportando su acción antiinflamatoria, un complejo superhidratante efecto 24 horas y glicerina.

Aplicándote una por la mañana u otra por la noche -aceptamos una diaria como mínimo-, conseguirás que tu rostro recupere la luminosidad y la firmeza con una dosis extra de hidratación. Perfecta para devolverle la vitalidad a tu piel tras el verano o durante periodos de estrés - a todas nos cuesta la vuelta a la rutina, pero shhh- y para pieles envejecidas o despigmentadas por el efecto del sol y la radiación. 






















Empieza a mimar tu piel con Vitamina C y disfruta de un rostro más luminosos y lleno de vida. A las chicas de Laboratorios Babé nos ha cambiado por dentro y por fuera :)

Gracias por dejarnos formar parte de tu vida.